Talleres Celestino - Santovenia de pisuerga (Valladolid)

Orígenes

Antigua fachada del taller en la parte derecha de la foto

Talleres Celestino, fundado en 1966 por Ángel Celestino Cadenato, nació como un pequeño taller multimarca en la calle Selva, en un modesto barrio de Valladolid, y poco a poco fue ganando prestigio merced al detalle y la calidad de acabados de sus reparaciones.

Desde sus orígenes Talleres Celestino fue un taller integral, (se hacían reparaciones de todo tipo) y ya contaba con varios fosos, bancada de carrocerías, laboratorio cromático y cabina de pintura con horno y sistema antipolvo, así como un completo surtido de herramientas manuales, electromanuales y neumáticas que hacían posible abordar cualquier reparación de la época.

En aquella época los vehículos estaban hechos para durar, las carrocerías eran de chapa robusta, los motores se movían con sencillos pero efectivos carburadores y la electricidad era básica y no daba mayores problemas. La electrónica todavía no existía.

Las averías mecánicas se limitaban generalmente a la reparación de motores, cajas de cambios, sustitución de radiadores, filtros y manguitos, la puesta a punto del carburador y la revisión del sistema de frenado, así como el cambio de ruedas o la reparación de pinchazos.

Antiguas instalaciones del taller

En las reparaciones de chapa, ésta se moldeaba a golpe de martillo y tas de modo artesanal, haciendo que ésta recuperara su posición y forma original. El trabajo era laborioso, duro, y requería de bastantes conocimientos y pericia el llevar la reparación a buen puerto. Ángel Celestino, Maestro chapista antes que empresario, formaba a los nuevos aprendices hasta convertirlos en eficaces oficiales de primera.

La pintura se basaba en la correcta formulación del color en el laboratorio, y sólo había un tipo, el monocapa, pero hasta aplicarla había un trabajo previo. La preparación, consistía en un tratamiento de cobertura de las pequeñas arrugas y manchas de soplete con las que la chapa ya reparada llegaba a esta fase. El cemento aún no existía como tal, y se utilizaba el conocido como "Plaste", que se aplicaba en capas de dos colores diferentes para apreciar la profundidad del lijado de un modo visual, que indicaba al especialista la cantidad de plaste que aún cubría la chapa durante el proceso de lijado y afinado, a fin de no "comer demasiada" para prevenir que la chapa aflorara.

El oficial de Pintura desarrollaba además con los años y la experiencia un grado de tacto altísimo, sobre todo en su mano izda, lo que le permitía detectar todo tipo de imperfecciones en la superficie lijada con sólo una pasada de esta, y saber exactamente donde y cuánto debía lijar para rematar las formas de la chapa tras un primer rebaje general del plaste.

El salto a la modernidad

En 1993, determinado a no quedarse atrás sino avanzar y crecer con los tiempos, Ángel Celestino se lanzó a la aventura de construir un nuevo taller, el resultado de tal esfuerzo fue, y es, una Nave-Taller de 2.000 metros cuadrados en Santovenia de Pisuerga, equipada con los más modernos componentes, instalaciones y herramientas, a la altura de los mejores talleres de cualquier marca.

Nueva fachada del taller y exposiciónNuevas instalaciones

Estas nuevas instalaciones cuentan con:

  • Cinco Elevadores.
  • Dos cabinas de pintura.
  • Bancada hidráulica.
  • Estación pre-ITV.
  • Estación de medición de gases.
  • Equilibradora de ruedas electrónica.
  • Red de abastecimiento neumático con motor de emergencias.
  • Estación de electrónica del automóvil.
  • Plano aspirante.
  • Dos laboratorios de Pintura.
  • Soldadora clásica (oxiacetileno).
  • Soldadora eléctrica de hilo.
  • Soldadora punteadora.
  • Carros transportadores.
  • Prensa hidráulica.
  • Taladro de precisión
  • Tres bancos de trabajo.
  • Dieciocho puestos de trabajo distribuidos por zonas.
  • Tres almacenes.
  • Amplio patio.
  • Lavadero.
  • Zona de recepción y entrega.

Y una pequeña flota de vehículos de cortesía.

Nuestras instalaciones están también equipadas con todo tipo de herramientas manuales, eléctricas, hidráulicas y neumáticas, así como con varias oficinas climatizadas, sala de espera, dos impecables cuartos de baño para clientes, extractores de gases, doble techo aislante, extintores, suelo fregable y señalizado, paredes de pintura blanca renovada periódicamente, techos extra-altos, potente iluminación general por fases y todas las comodidades posibles para el confort de los clientes y para que los operarios trabajen en las mejores condiciones de luz, temperatura y comodidad.

Reciclaje de residuos

Además, ponemos un cuidado especialmente celoso en el tratamiento, almacenaje y destino de todos los residuos.

También contamos con una exposición de vehículos de ocasión, donde mostramos nuestra gama de remolques, bolas de enganche, soportes para transporte de bicicletas etc...

El oficio de reparar vehículos se ha hecho cada vez más complejo y un buen profesional tiene que acumular y actualizar sus conocimientos periódicamente, de ahí que nuestros oficiales hayan hecho varios cursos y su formación sea constante y periódica. Éste cuidado en mantenernos al día en las más modernas técnicas y materiales nos ha convertido en un taller multimarca que da una calidad igual o superior a la mayoría de los talleres oficiales ligados a una marca. De ahí que hayamos recibido varios premios, menciones, estrellas y galardones distintivos.

El trato cercano al cliente y la búsqueda de las mejores soluciones para cada reparación ha hecho el resto, por eso seguimos aquí, dando el mejor servicio posible a todos nuestros clientes de siempre, y haciendo nuevos amigos y clientes cada semana.

Los nuevos retos

Nuevas averías mecánicas

Nuevas averías mecánicas
En la mecánica es donde se ha hecho más tangible la evolución del automóvil en cuanto a complejidad. Primero aparecieron los turbos y los motores de inyección, después los frenos ABS, las cajas de cambio automáticas, los catalizadores... Y así hasta la electromecánica y los ordenadores de a bordo.

El mecánico se encontraba y encuentra constantemete con nuevos retos en la reparaciónes y puestas a punto que le mantienen en una evolución paralela a la de los vehículos, cada vez más modernos y cargados en prestaciónes, pero también más delicados y exigentes de cabezas centradas y manos precisas.

Nueva forma de trabajar la chapa

Nueva forma de trabajar la chapa
Más allá de las líneas, cada vez más estilizadas, redondeadas y complejas, el oficio de Chapista también ha evolucionado bastante a lo largo de estos años y ya no es tanto la fuerza bruta como el conocimiento de los vehículos y su construcción y el adecuado manejo de las nuevas herramientas y materiales lo que hace que las reparaciones sean de calidad.

Nuevas funciones y nuevas técnicas le competen ahora al Oficial de chapa, como la sustitución o reparación de lunas, el cambio de piezas como paños de puerta, aletas, y hoy día cada vez más los cambios parciales de algunas piezas, lo que requiere corte, tratamiento de cavidades, soldadura, etc...

El chapista, quien es además el encargado de desmontar y montar las piezas necesarias para la reparación, cuenta en nuestras instalaciónes con un espacio para guardar dichas piezas hasta su re-montaje, en orden y a salvo de golpes y pérdidas accidentales, así como con carros de transporte para agilizar el movimiento de las mismas.

Nuevo proceso de pintado

Nuevo proceso de pintado
El proceso de Pintura, como todos los otros, se fue volviendo más complejo y delicado con los años. Surgieron nuevos tipos de pintura como los bi-capa (pintura + laca), los metalizados, los perlados etc...

También se volvió común la rotulación de vehículos de empresa, los tratamiento de bajos y otras partes con capas antigravilla, capas antioxidantes, y la propia imprimación, capa protectora que se aplica como una especie de pintura previa a la del color, se ha ido volviendo más completa en propiedades y preparación y todas las marcas ofrecen una o varias opciones. Hay que saber cual es la mejor opción para mantener los estándares de calidad en lo más alto.

También surgieron los "plastes de cemento" y la fibra de vidrio, que se introdujo como material para la reparación de los spoiler o "alerones" cuando estos se pusieron de moda, y su uso se ha extendido hasta ser común que muchos vehículos salgan de fábrica con algunas piezas de este material, especialmente el portón trasero (puerta del maletero), lo que ha propiciado el aprendizaje del uso y aplicación correctos de estos nuevos materiales con características y peculiaridades propias.